Captura Youtube

Angélica Rivera, esposa del presidente de México, Enrique Peña Nieto, explicó mediante un video como adquirió la polémica residencia valorizada en 7 millones de dólares.

En la lectura de su mensaje, Rivera indicó que trabajó 25 años con Televisa, empresa con la que ha tenido distintos contratos. La última renovación fue en el 2004 y en el marco de dicho documento se le otorgó en 2008 el uso y goce de una casa ubicada en Paseo de las Palmas N° 1325, un lujoso barrio de las Lomas de Chapultepec en la Ciudad de México.

Según declaró la actriz, el contrato se dio por concluido en mutuo acuerdo con la televisora, el 25 de junio de 2010, y en el mismo se impusieron obligaciones. Entre ellas, el pago con la propiedad de la casa que ya habitaba, cuyas escrituras se expidieron a su favor el 14 de diciembre de 2010. Además de la casa, a la primera Dama se le pagó 88 millones 631 mil pesos más IVA.

"En mi declaración fiscal de 2010, año en que celebré el convenio de terminación con Televisa, declaré ante Hacienda ingresos por la cantidad de 131 millones 690 mil pesos y pagué por impuestos, ese año, la cantidad de 39 millones 278 mil pesos", declaró.

Además, admitió que si conoció al ingeniero Juan Armando Hinojosa, cuya empresa inmobiliaria se encargó de construir su casa a partir de julio de 2010. Angélica se comprometió a celebrar un contrato de compraventa con reserva de dominio, una vez terminada la casa.

La casa fue finalizada el 12 de enero de 2012, y el costo del contrato fue de 54 millones de pesos a un plazo de 8 años. Hasta el momento, la actriz pagó un total de 14 millones 343 mil 555 pesos, monto que equivale a un 30% del total del precio pactado. Es decir, la casa sigue siendo propiedad de la inmobiliaria hasta que Rivera cumpla el pago.

"Ante todas las acusaciones que han puesto en duda mi honorabilidad, yo quiero dejar muy claro ante todos ustedes, los mexicanos, que yo no tengo nada que esconder, que he trabajado toda mi vida y que gracias a eso soy una mujer independiente, que he sido capaz de construir un patrimonio con honestidad y con todo mi trabajo, siempre me he conducido con rectitud y por eso decidí a explicarles todo lo relacionado con esta casa", declaró.

Luego de esta explicación Angélica Rivera anunció su decisión de vender los derechos derivados de los contratos de compraventa porque "no quiero que siga siendo un pretexto para ofender y difamar a mi familia".

Asimismo, Angélica publicó en su página web el contrato firmado por ella el 12 de enero de 2012.