BRITAIN-US-ROYALS-WEDDING-CEREMONY
El sacerdote Michael Bruce Curry se robó el show al ofrecer un sermón bastante persuasivo y que provocó sonrisas en el público. | Fuente: AFP | Fotógrafo: OWEN HUMPHREYS

La boda del príncipe Harry y la estadounidense Meghan Markle ha centrado las miradas en todo el mundo, y dos de los aspectos más comentados y celebrados han sido el sermón ofrecido por Michael Curry y el coro de góspel The Kingdom Choir.

Curry, el primado de la Iglesia Episcopal de Estados Unidos, que en 2015 se convirtió en el primer obispo afroamericano en presidir esa institución, pronunció un apasionado discurso sobre la fuerza del amor.

Mientras leía en un moderna tableta electrónica y gesticulaba incansablemente, Curry manifestó que "si los gobiernos se guiaran por el amor, ningún niño se iría a la cama hambriento nunca más".


"El doctor King ─por Martin Luther King─ tenía razón; debemos descubrir el amor, el poder redentor del amor. Cuando lo hagamos haremos de este viejo mundo un mundo nuevo", manifestó en un discurso que ha dado la vuelta al mundo, al alejarse de la sobriedad característica que marca la tradición británica para este tipo de eventos.

Además, otra de las curiosidades más comentadas de la jornada de hoy en Windsor, al oeste de Londres, ha sido la actuación del coro de góspel The Kingdom Choir, que entonó durante la ceremonia en la capilla de San Jorge la conocida canción "Stand by me", del cantante afroamericano Ben E. King.

Al término del servicio religioso también actuó el violinista de 19 años Sheku Kanneh-Mason, antes de que los recién casados abandonaran la capilla de la mano y se dieran un beso antes lo vítores de la multitud que se agolpaba a las puertas del templo. EFE

El obispo de Canterbury, Justin Welby, y el obispo Michael Bruce Curry después de la boda real.
El obispo de Canterbury, Justin Welby, y el obispo Michael Bruce Curry después de la boda real. | Fuente: AFP | Fotógrafo: STEVE PARSONS