Bruce Lee
El actor y luchador de artes marciales Bruce Lee, hubiera cumplido 80 años. Él murió trágicamente a los 32 años. | Fuente: Captura de pantalla

El actor, director, luchador de artes marciales, filósofo y poeta Bruce Lee, que cumpliría este viernes 80 años, fue un hombre dotado con mil talentos que murió trágicamente a los 32 años, pero que gracias a su extraordinaria vida aún sigue muy presente en la memoria colectiva.

Lee, aunque nació en Estados Unidos (el 27 de noviembre de 1940, en San Francisco), creció en Hong Kong, donde realizó una veintena de películas que le convertirían en una estrella en China, entre ellas "Love" (1955), en la que interpretaba un personaje romántico, muy alejado de la imagen que luego se forjaría.

En su juventud compaginó la actuación con clases de baile y con las artes marciales; primero con la práctica del Tai Chi y después en el estilo Wing Chun Kung Fu, de la mano del maestro Yip Man.

Desde sus inicios Bruce Lee destacó en este arte chino de la defensa personal. En 1959, a su regreso a los Estados Unidos, abrió su primera escuela de artes marciales, a la que llamó "Jun Fan Gung-Fu Institute", en la ciudad de Seattle.

SUS OTRAS PASIONES

Combinaba la pasión por el deporte con sus estudios de filosofía en la Universidad de Washington, y con una afición incipiente por escribir poesía centrada en la contemplación, la melancolía, el amor y la unión con la naturaleza. Veintiún de estas creaciones poéticas fueron reunidas por el escritor John Little en el libro "Bruce Lee Artist of Life: Inspiration and Insights from the World´s Greatest Martial Artist" (1999).

Aunque poco conocido, Lee hizo profundas reflexiones sobre el ser humano, que luego trasladaba a sus combates, destacando el principio taoísta de la "no acción", que señala que la mejor manera de enfrentar una situación, especialmente si es conflictiva, es no actuando.

De hecho, ese principio está muy presente en el Jeet Kune Do, el método de combate que él mismo creó en 1967, mezclando conceptos procedentes del Wing Chun, boxeo, esgrima, judo, kickboxing, tangsudo o lucha grecorromana.

A finales de los 60, tras realizar algunos pequeños cameos en cintas que nada tenían que ver con las artes marciales, la productora y distribuidora china Golden Harvest realizó un pionero acuerdo con Hollywood para introducir las películas de Bruce Lee en el mercado occidental.

ÉXITO INMORTAL EN EL CINE

Una unión que propiciaría el éxito de cintas como "Karate a muerte en Bangkok" (1971), su primer rol protagonista, que logró ser un éxito en la taquilla mundial, después de un accidentado rodaje para el que fue necesario rodar las escenas de acción a 32 fotogramas por segundo, en vez de los habituales 24, por la famosa rapidez de sus movimientos.

El actor intentó, sin éxito, extender su éxito a la televisión con "The Warrior", una serie que él mismo desarrolló, pero que no llegó a producirse, sobre un experto en artes marciales que es enviado al lejano oeste.

La prometedora carrera cinematográfica de Bruce Lee continuó con las cintas "Furia oriental" (1972), "El furor del dragón" (1972), cinta dirigida y producida por él mismo, con una antológica pelea entre Lee y el heptacampeón del mundo de kárate Chuck Norris. "Operación dragón" (1973), que el actor no llegó a ver estrenada, al morir solamente seis días antes, el 20 de julio de 1973.

Han pasado 47 años de su muerte en Hong Kong, con tan solo 32 años, según fuentes oficiales debido a un edema cerebral causado por una reacción "extraña" a un analgésico que le habían recetado para una lesión de espalda. Una muerte que siempre ha estado envuelta en polémicas, con sospechas de asesinato. (EFE)