La exestrella de fútbol se ha encargado de demostrar que es capaz de hacer lo que sea por su adorable hija Harper (4). | Fuente: H & M

Definitivamente, ver a David Beckham en su vida diaria le podría causar un ataque de envidia crónica a cualquiera, y es que la exestrella de fútbol cuenta con una infinidad de atributos que lo convierten en el hombre perfecto.

Él no solo es súper apuesto, extremadamente sexy, exitoso y amoroso, además se ha encargado de demostrar, una y otra vez, que es capaz de hacer lo que sea por su adorable hija Harper (4).

El pasado domingo los Beckham decidieron que era un buen día para hacer algo de actividad física al aire libre, así que se dirigieron a la montaña más cercana. Por supuesto, nadie esperaría que la princesa Harper caminara demasiado por esos caminos de tierra, por lo cual David se dio a la tarea de llevarla a cuestas en una cómoda –para ella- silla sobre su espalda.

La encargada de documentar esta nueva hazaña paternal del embajador de la ONU fue su propia esposa Victoria Beckham, quien lo grabó subiendo la montaña sin ningún tipo de problema, a pesar de su visible carga pesada.

“Casi al tope de la montaña. ¿Cómo vas, David?”, pregunta la diseñadora desde la parte trasera. A lo que él respondió con unas enérgicas señales positivas con sus pulgares.

Pero David también nos mostró que posee un lado mucho más tierno y femenino del que jamás sospechamos. Recientemente lo vimos cociendo los diminutos vestidos de las muñecas de Harper, y derritió al instante a sus admiradoras.

Sunday morning hike 🌞

Un vídeo publicado por David Beckham (@davidbeckham) el


Sepa más:
¿Qué opinas?