A los 15 años, Meghan Markle visitó el Palacio de Buckingham, se tomó una foto como cualquier turista, sin imaginar que 21 años después ella sería miembro de la exclusiva realeza británica. Según han contado allegados, la niña Meghan incluso lloró a mares cuando se enteró de la muerte de Lady Di a través de las noticias.

La actriz de "Suits", hija única de la maquilladora Doria Loyce Ragland y del luminotécnico Thomas Markle tuvo una infancia y adolescencia como cualquier niña estadounidense. Pero años después comenzó una carrera en la TV y el cine bastante prometedora.

 

 

En 2016 conoció a Harry en una cita a ciegas concertada por una amiga. Nunca imaginó que se trataría un miembro de la realeza y lo único que le preguntó a su amiga era si "era una persona agradable, sino no quería conocerlo".

Por su lado, el ahora duque de Sussex no tenía idea alguna de la carrera artística de su esposa, pues nunca había visto la serie "Suits", en la que Markle interpretaba a la abogada Rachel Zane.