La actriz Lori Loughlin y su marido, Mossimo Giannulli, han aceptado declararse culpables de cargos de "conspiración". | Fuente: EFE

La actriz Lori Loughlin, recordada por su papel de la tía Becky en "Full House" ("Tres por tres") y su marido, Mossimo Giannulli, han aceptado declararse culpables de cargos de "conspiración" en la causa contra ellos por participar en una red de sobornos millonarios. Con esto buscaban facilitar el ingreso de sus dos hijas en la universidad, informó el Departamento de Justicia de EE.UU. en un comunicado.

Ambos presentarán su declaración de culpabilidad, en una fecha aún por determinar, ante el juez por conspirar para garantizar "la admisión fraudulenta de sus dos hijas en la Universidad del Sur de California", aunque la cadena CNN precisó que lo harán mañana mismo. Esto se enmarca en un acuerdo judicial por el que pasará dos meses en prisión.

En concreto, Lori Loughlin, de 55 años, y Giannulli, de 56, pagaron sobornos de US$ 500.000 a cambio de que sus dos hijas fueran aceptadas en el equipo de remo de la Universidad del Sur de California, a pesar de que no practicaban ese deporte, para así facilitar su admisión.

TIEMPO EN PRISIÓN

La actriz, que participó en la serie "Full House", se declarará culpable de un cargo de conspiración para cometer fraude electrónico y postal, al igual que su esposo, que también afronta otra acusación de haberlo planeado.

Todo esto se enmarca en un acuerdo judicial, sujeto a la aprobación de la corte, por el que Lori Loughlin recibirá una sentencia de dos meses de prisión, una multa de US$ 150.000 y dos años de libertad vigilada, con 100 horas de servicios comunitarios.

Su marido será sentenciado a cinco meses de cárcel, el abono de una multa de US$ 250.000 y dos años de libertad vigilada con 250 horas de servicios a la comunidad.

De no haber alcanzado el acuerdo judicial se hubieran enfrentado a una pena de hasta 20 años de prisión por esos delitos.

La Universidad del Sur de California informó el pasado octubre que las hijas de la pareja no figuraban ya entre sus estudiantes, aunque rechazó ofrecer más detalles.

Una veintena de padres han aceptado declararse culpables en este caso. Entre ellos, la actriz Felicity Huffman, conocida por su rol en "Desperate Housewives", que cumplió 11 días de una condena de cárcel de dos semanas.

Dicha red de sobornos atrajo un total de 25 millones de dólares, y los fiscales la consideran la mayor estafa de admisión universitaria descubierta en la historia de EE.UU.

Con información de Efe.