La firma Silver Cross promocionaba su línea de carritos para bebés

La cantante Jennifer Lopez y su esposo Marc Anthony han demandado a una empresa por haber utilizado la imagen de sus gemelos para promocionar su línea de cochecitos.

Los empresarios británicos tendrían que pagar 5 millones de dólares por concepto de daños y perjuicios, además de retirar todas las piezas publicitarias que utilicen imágenes y nombres de la famosa pareja.

En la querella, Marc y Jennifer alegan que la firma Silver Cross utilizó sin su permiso una instantánea en la aparecen ellos con sus gemelos de un año, Max y Emme, en sus carritos para bebé.

La demanda especifica la utilización de una foto familiar para fines estrictamente comerciales.