Jennifer López irreconocible. | Fuente: AFP

Jennifer López silenció el bullicio que había en la alfombra roja de la nueva película de Bill Murray, Rock the Kasbah, la noche de este lunes en Nueva York. La actriz y cantante de 46 años, quien llegó acompañada de su novio, el bailarín Casper Smart, lució casi irreconocible con un atuendo muy poco usual en ella.

Con el corte Bob un poco más alargado que se hizo para las grabaciones de su nueva serie Shades of Blue (bueno, más bien se quitó las extensiones), J.Lo apareció con poco maquillaje, con un vaporoso abrigo con print de “pata de gallo” y unos lentes de vistosa montura “ojos de gato” que muchos críticos de moda ya señalaron como nerds o hipsters.

Sabemos que Jenny es una de las mujeres más arriesgadas en Hollywood en cuanto a moda se trata, pero la verdad no imaginamos verla así. La actriz, quien está filmando la serie policial en la gran manzana mientras graba la última temporada de American idol habló con E! News y aseguró que ha sido un año muy ocupado, pero que el 2016 será peor.

“No he parado desde enero. Estoy montada en un avión cada dos o tres días. Venirme a Nueva York cambió completamente mi rutina, pero lo agradezco porque amo esta ciudad. Ya quiero tomarme vacaciones, porque el año que viene estaré más ocupada todavía”. Y es que ese es el precio que hay que pagar por ser una de las mujeres más poderosas de Hollywood.

Sepa más: