El avergonzado marido de Sandra Bullock supuestamente conoció a Eric McDougall y su estrafalaria recepcionista llamada Skittles Valentine en un festival de tatuaje, mientras que su esposa estaba ocupada promocionando su película "La Propuesta".

Skittles dice que tuvo relaciones sexuales sin protección con Jesse, mientras que una de las amantes convertida en estrella por la televisión, Michelle McGee, tenía relaciones sexuales con su jefe tatuador.

Eric dice que el cuarteto estuvo siguiendo el evento Ink-N-Iron en junio. Le dijo a la revista Life & Style: "Michelle entró en mi tienda y dijo algo así como "Me gustaría presentarles a mi novio". Reconocí a Jesse de inmediato".

Después de que Eric terminó de trabajar en un diseño de pulpo en la piel de Jesse, afirma que la pareja comenzó a comportarse seductoramente hacia sus empleados. Añadió que tanto Jesse como Michelle "querían a Skittles". 

Skittles respalda su historia diciéndole a la publicación: "Eric y yo tuvimos sexo y Jesse y yo tuvimos sexo también. Fue una ocasión increíble. Creo que Jesse es tan lindo".

Sin embargo, el estado de ánimo aparentemente tuvo un brusco giro para peor cuando Michelle tuvo un ataque de celos contra Skittles.

Cuatro mujeres ya han afirmado que disfrutaron con Jesse en los últimos años.

Mientras tanto, Sandra ha sido vista en público por primera vez desde que aparecieron las acusaciones de infidelidad de Jesse. La ganadora del Oscar mantuvo su rostro oculto bajo un enorme sombrero de ala ancha mientras se alejaba de su casa en Hollywood Hills. Sandra abandonó a Jesse  a principios de marzo luego de las sórdidas afirmaciones en contra de su cónyuge.