Kanye West
El cantante Kanye West habló sobre el aborto desde su experiencia personal en su primer discurso como candidato presidencial. | Fuente: AFP

Kanye West continúa su carrera electoral para convertirse en presidente de Estados Unidos. En momentos donde se apunta el final de dicha candidatura o su frágil estado mental, el rapero brindó su primer discurso en Carolina del Sur, en el cual prometió dar US$ 1 millón a las mujeres que no aborten y generó polémica con unos comentarios sobre la esclavitud.

West —cuyo anuncio de que se presentaría a las elecciones de noviembre provocó este mes una gran conjetura sobre si simplemente buscaba publicidad o incluso favorecer las opciones de reelección del actual presidente Donald Trump— estrenó su incipiente campaña en la localidad de North Charleston.

Vistiendo un chaleco antibalas (con la palabra “seguridad” en el frente), se dirigió a un grupo de cientos de personas. En tiempos de la COVID-19, los asistentes —portando mascarillas— escucharon un discurso, por momentos incongruente, del candidato presidencial.

POLÍTICAS CONTRA EL ABORTO

Utilizando su experiencia personal como tema central, el intérprete de “Follow God” aseguró que un mensaje de Dios logró que su primera hija con Kim Kardashian, North West, pudiera nacer.

Mi mamá me salvó la vida. Mi papá quería abortar. No habría Kanye West porque mi papá estaba demasiado ocupado… Casi mato a mi hija”, expresó el cantante entre lágrimas. “Lo único que nos puede liberar es obedecer las reglas que nos dieron para una tierra prometida. El aborto debería ser legal porque adivinen qué: la ley no viene de Dios de todas formas, así que, ¿qué es la legalidad?”, agregó.

Cabe destacar que, anteriormente, el rapero se ha mostrado en contra del aborto por ir en contra de lo que dice la Biblia. Por último, contó la anécdota de cómo decidió que su hija North West debía nacer, y no ser abortada como había planeado la pareja en un inicio.

“Durante un mes y dos y tres, hablamos de que ella [Kim Kardashian] no tuviera a la niña. Tenía las píldoras (abortivas) en la mano”, contó el artista. “Estando yo en el apartamento de París, el mismo donde después robaron a Kim, tenía mi computadora abierta, todas mis ideas creativas, mi línea de calzado, la portada de mi próximo tema… Y la pantalla se puso en blanco y negro”.

Para evitar que las mujeres aborten en Estados Unidos, el famoso rapero Kanye West aseguró que ofrecería un incentivo de “un millón de dólares o algo así”. Sin embargo, destacó que no está en sus planes prohibirlo, pese a que se opone a este derecho reproductivo y legal en su país.

SOBRE LA ESCLAVITUD Y EL CONTROL DE ARMAS

El artista también provocó controversia al afirmar que la célebre abolicionista afroamericana Harriet Tubman, que en el siglo XIX participó en una red clandestina para sacar del sur de EE.UU. a decenas de afroamericanos, "en realidad nunca liberó a los esclavos" sino que "hizo que fueran a trabajar para otra gente blanca".

Una usuaria afroamericana de Twitter, identificada como Toe Knee, capturó ese momento en video desde el mitin y escribió: "Kanye dijo esto y me fui inmediatamente. Vine a reírme un poco y lo conseguí. Pero cuando empezó a faltar al respeto, para mí se acabó".

Además, el ganador de 21 Grammys se pronunció en contra de un mayor control de armas al afirmar que "disparar pistolas es divertido" y que si la gente dejara de tener armas otros países podrían invadir Estados Unidos y "esclavizar" a su población.

Kanye West, que competiría como independiente en las elecciones de noviembre, ya logró este mes inscribirse en las papeletas del estado de Oklahoma, y su parada en Carolina del Sur tenía como objetivo recaudar firmas para poder competir también en ese territorio.

No está claro qué futuro puede tener la campaña del rapero, que hasta hace apenas unas semanas apoyaba fervientemente a Trump, porque el plazo para registrarse ya ha expirado en media docena de territorios y los requisitos son complicados en otros.

West ya registró la semana pasada su comité de campaña electoral en la Comisión Federal de Elecciones, y bautizó su partido como BDY -abreviatura en inglés de "birthday" (cumpleaños)- porque, según dijo a Forbes, "cuando gane" las elecciones "será el cumpleaños de todo el mundo". (Con información de EFE)