Felizmente no llegó a mayores. El fin último fin de semana, la actriz Kate Winslet se llevó el susto de su vida al vivir una experiencia cercana a la muerte: un dantesco incendio se produjo en la casa donde se hospedaba.

La ganadora del Oscar pasó unos días en la paradisiaca isla caribeña Necker junto a su novio y su familia, en una casa de ocho habitaciones. Una tormenta eléctrica rompió la calma nocturna del lugar, pero lo peor estaba por llegar.

La madrugada del lunes, uno de los rayos alcanzó la casa de madera donde descansaba Winslet y su familia. El fuego se propagó rápidamente hasta que las llamas envolvieron por completo las paredes, sin embargo la reacción de los huéspedes fue inmediata.

Todos abandonaron el lugar raudamente, incluida la ganadora del Oscar, quien en su apuro salió de la casa en ropa interior, tal como se aprecia brevemente en el video publicado por el dueño de la isla Richard Branson.

Branson informó que la casa quedó completamente destruida, pero nadie resultó herido.

Haz clic aquí para leer más noticias de Entretenimiento.