Foto: Difusi
Ella parece tímida y reservada al lado de su marido Tom Cruise, pero resulta que Katie Holmes no sabe cómo quedarse callada cuando debe hacerlo.

Testigos presenciales le dijeron a Fox News que Katie y un grupo de amigas llegaron a un cine cerca de su apartamento de Manhattan el sábado para ver la última saga de la serie "Twilight", "Luna Nueva".

"Katie entró en la sala de cine con dos amigas en un gran estado de ánimo", dijeron fuentes a Fox News. "Compraron boletos con anticipación para ver "Luna Nueva" como todo el resto de los Twihards. Revisaron los snacks y luego tomaron sus asientos y siguieron hablando".

Todo lo que hubiera parecido bastante normal, excepto por el hecho de que seguían charlando durante ¡toda la película!

"Katie habló a lo largo de la proyección de "Luna Nueva". Fue increíble, hablaban sin parar sobre la película y todo lo demás. Algunas personas querían decirles que se callaran, pero cuando se dieron cuenta de quién era, se quedaban en silencio. Nadie quiso callar a Katie".

Después de la gran conversa, Katie pasó el resto del fin de semana con su hijastra Isabella y su hija Suri (una vez más sin abrigo en pleno frío). Las tres chicas fueron vistas de compras el sábado, donde Katie parecía desconocer por completo que le arruinó "Luna Nueva" a unos pocos fans de "Twilight".