Katie Holmes tenía una muy buena razón para presentar su demanda de divorcio de Tom Cruise en Nueva York porque a diferencia de California, Nueva York es un estado que no le gusta dar a los padres en disputa poder conjunto para tomar decisiones por su hijo.

(Tom Cruise y Katie Holmes ponen fin a su matrimonio)

Como se informó por primera vez, Katie presentó los documentos en Nueva York y se sabe que ella está luchando por obtener la custodia legal de su hija de 6 años de edad, Suri, sobre todo porque ella no quiere que Tom arrastre a su hija hacia la Iglesia de la Cienciología.

A pesar del hecho de que Tom y Katie presentaron su certificado de matrimonio en California, Katie se fue directo a la Costa Este para presentar la documentación del divorcio, porque ella sabe que tiene una mejor oportunidad de obtener la custodia legal única.

Los jueces de derecho de familia de Nueva York por lo general no gustan dar a dos padres que no se llevan bien el poder de tomar decisiones de crianza de los hijos porque creen que los niños sufrirán conflictos interminables.

Pero, de acuerdo a lo que informa el portal TMZ, Tom puede montar una lucha para llevar el caso a California, lo cual favorece la custodia legal conjunta.