El actor Michael J. Fox, recordado por su labor en la trilogía de Volver al futuro, confesó que casi pierde la vida al caer rodando montaña abajo en el Reino de Bután, Himalaya, mientras filmaba el documental "Michael J. Fox: Adventures of an Incurable Optimist" (Las aventuras de un optimista incurable).

"Había que treparse para llegar. Como me sentía tan bien decidí que podía hacerlo… Era tan feliz que empecé a correr por la montaña hasta que la pendiente se hizo más severa y no pude frenar. Pensé que me iba a hacer daño. Me tuve que tirar al suelo para no caer por el barranco que había al final de la pendiente...", comentó Fox.

"Me herí en el brazo, y también el dedo donde llevo el anillo. En el camino de regreso a Katmandú visité un médico que me dijo: 'Tenemos que sacarte el anillo sino puedes perder el dedo'. Por eso fui a un hospital de Nueva Delhi pero ninguno de los médicos pudo sacármelo.
 
Al final fue el conserje del hotel con sus herramientas quien lo consiguió…", continuó relatando Michael, quien viajó a esta pequeña nación ubicada al sur de Asia para comprobar si realmente es uno de los lugares más felices del planeta, tal como aseguran las creencias locales.

El artista quedó gratamente sorprendido al descubrir que los síntomas de la enfermedad de Parkinson que padece disminuían estando en ese sitio.

"Los síntomas eran menos acentuados por lo que me tomaba menos medicación y sufría menos los efectos secundarios. Por eso me dedicaba a brincar por los campos de arroz...", detalló el protagonista de películas como El secreto de mi éxito y Doc Hollywood.

Andina