Nicole Kidman,Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal atentos a Sudáfrica 2010

En un país donde el fútbol aún se ve relegado, las estrellas de Hollywood son los grandes responsables de que el torneo se siga también de cerca en la ´Meca del cine´.
En un país donde el fútbol aún se ve relegado a un papel secundario, las estrellas extranjeras de Hollywood son los grandes responsables de que el torneo se siga también de cerca en la "Meca del cine", llevando la pasión y los goles a los rodajes durante el Mundial.

El torneo inició su cuenta atrás con el sorteo de diciembre en Ciudad del Cabo, donde el "glamour" corrió a cargo de la actriz sudafricana más célebre del planeta, Charlize Theron, que se mostró "orgullosa" y emocionada por lo que el evento supone para su país.

"Es algo mágico para todos nosotros, para esta joven democracia y para todos los que con su esfuerzo han contribuido a hacer de este país un lugar mejor", comentó, subrayando el carácter "histórico" del evento.

Pero en el Mundial con dos equipos de Oceanía por primera vez, los australianos Hugh Jackman y Nicole Kidman, embajadores de la candidatura de su país al Mundial-2018, han mostrado su confianza en el equipo nacional, al igual que el neozelandés Russell Crowe, consciente eso sí de la dificultad del reto.

"Seguiré el Mundial. Puede que sea el año de España, quizá de Brasil, incluso Portugal puede tener una oportunidad si Cristiano Ronaldo está en forma", dijo el ganador de un Oscar por "Gladiator", que visitó recientemente al astro luso en una visita a Madrid para presentar su película "Robin Hood".

El "honor inglés" lo defienden aficionados locales como Clive Owen, hincha acérrimo del Liverpool y seguidor de Inglaterra, o incluso Elijah Wood, protagonista de la saga de "El señor de los anillos" y que confesó haberse aficionado al equipo inglés tras rodar en el país una película sobre fútbol, "Green Street Hooligans".

Los latinos de Hollywood barren para casa, como el mexicano Diego Luna ("La terminal", "Milk"), amigo del jugador Cuauhtémoc Blanco, mientras que Salma Hayek comparte su pasión por el ?Tri? con la de su marido francés por los "Bleus", a los que la actriz animó en el estadio en su repesca ante Irlanda.

El español Javier Bardem, "oscarizado" por "No es país para viejos", es seguidor de la "Roja" y no dudó en lucir la camiseta del equipo durante su éxito en la Eurocopa-2008, mientras el director argentino Juan José Campanella, que ganó la codiciada estatuilla este año a la cinta extranjera por "El secreto de sus ojos", no oculta su pasión albiceleste.

Pero no sólo los foráneos de Hollywood llevan su afición al fútbol en el país del "soccer": también estrellas locales han reconocido haberse rendido al interés creciente por este deporte.

La actriz norteamericana Jessica Alba visitó el estadio Soccer City invitada por la FIFA, como respaldo a las campañas educativas del organismo, mientras que Jake Gyllenhaal, candidato al Oscar por "Brokeback Mountain" y de actualidad por "Prince of Persia", aseguró ser un fan más de Estados Unidos.

"Por supuesto que veré partidos. Por primera vez puedo decir que Estados Unidos es mi equipo sin que me miren con pena, creo que por primera vez podemos hacer algo importante", comentó.

Fuera de los destellos de Hollywood, otros nombres destacados del cine mundial también han dejado ver sus colores, como el director británico Ken Loach, cuya última película ("Looking for Eric") tenía en el reparto al ex futbolista francés Eric Cantona, alertó del peligro latino.

"Si Inglaterra tiene a todos sus jugadores en forma y con buena mentalidad, puede hacerlo bastante bien. Es difícil de vaticinar, España parece favorita, junto a alguno de los latinoamericanos", señaló.

Pero si Hollywood se rinde a Sudáfrica-2010, su equivalente en la India, la industria de "Bollywood", no quiere ser menos.

"Estuve en Berlín la última vez (Mundial-2006) para la final entre Francia e Italia, e iré también a Sudáfrica para este Mundial", anunció una de las estrellas locales, John Abraham, que dijo ser fan de España y del argentino Lionel Messi.

AFP