Richard Gere
El actor está en España para la presentación en Madrid de "Time Out of Mind", su último trabajo. | Fuente: EFE

"Lo más importante de mi vida es mi hijo. Tengo un trabajo excelente que aún me proporciona retos desde el punto de vista creativo, y eso es fantástico, pero no es la vida", reflexiona el actor Richard Gere durante la presentación en Madrid de "Time Out of Mind", su último trabajo.

Se trata de la cruda y minimalista historia de un "sin techo" en Nueva York, que Gere produce y protagoniza, dando rienda suelta a sus doble faceta de actor y activista humanitario.

"Es una película difícil comercialmente. Vamos a perder dinero con ella, a pesar de que ha sido barata", admite el protagonista de "Pretty Woman", que ha cedido los derechos a varias ONG como la española Fundación Rais para que la utilicen para concienciar y recaudar fondos.

"Time Out of Mind" es también un ejemplo de lo que en la última década ha sido la carrera artística de Richard Gere, más volcada en el cine independiente, con trabajos como "The Hunting Party", de Richard Shepard, "I'm not there" de Todd Haynes o "Hachi: A Dog's Tale", de Lasse Hallström.

"Las películas que yo hacía en los 70 y los 80 las producían los grandes estudios. Ahora ese tipo de historias son filmes de muy bajo presupuesto y casi tienes que rogar a las salas para que las proyecten", admite.

El punto de inflexión en su vida y su carrera se produjo cuando un entonces jovencito pero ya enigmático Terrence Malick le llamó para rodar "Days of Heaven" (1977), aunque la explosión como 'sex symbol' se produjo con "American Gigolo" de Paul Schrader.

En "An Officer and a Gentleman" o "Breathless" siguió luciéndose en ese rol. También trabajó con Coppola en "Cotton Club" o con Sidney Lumet en "Power", antes de la consagración popular definitiva en "Pretty Woman", aunque después ha seguido sorprendiendo, como en "Chicago", donde cantó y bailó a las órdenes de Rob Marshall.

Pero que nadie le pida a Richard Gere lecciones de seducción. "No me siento así para nada, no tengo nada ver con eso, créame soy solo un tipo normal", asegura.

EFE

Sepa más: