Salma Hayek y Antonio Banderas
En 1995, Salma Hayek y Antonio Banderas protagonizaron la recordada película "Desperado". | Fuente: Columbia Pictures

Más de dos décadas atrás, Salma Hayek y Antonio Banderas deslumbraron en “Desperado”, película que pertenece a la recordada trilogía “El Mariachi”. Ella, una joven mexicana y él, un español con cierta trayectoria, se posicionaron dentro de las estrellas más famosas de Hollywood.

Pero no todo fue color de rosa para Hayek, debido a los requisitos para muchas actrices de cine en esa época. Aunque hoy muchas levantan su voz y se niegan a grabar escenas de desnudos, en los noventa, el cine todavía era una industria que normalizaba la sexualización femenina y la mirada machista en los rodajes.

Más allá de todos sus momentos de acción y una música instrumental de guitarras, una de las escenas más recordadas de “Desperado” es cuando El Mariachi y Carolina resuelven la tensión sexual entre ambos. Con los actores completamente desnudos, y con un enfoque mayor hacia el personaje femenino, la actriz admite que detestó haberla filmado.

“Cuando íbamos a empezar a rodar, comencé a llorar porque no sabía si podía hacerlo. Estaba muy asustada”, inicia en su relato la famosa Salma Hayek en una conversación con el programa Armchair Expert. A sus 54 años, mira hacia atrás y recuerda todo lo que pasó por su mente cuando se desvistió frente a Antonio Banderas y el equipo de producción.

Le intimidaba grabar con el actor español, aunque asegura que se portó bien con ella en todo momento: “Una de las cosas que más me asustaban era Antonio. Por supuesto él fue un absoluto caballero y muy majo conmigo. De hecho, seguimos siendo muy amigos. Pero él era demasiado libre. Eso era lo que más miedo me daba

“No había visto nada igual. Así que cuando comencé a llorar, él me dijo que eso le hacía sentirse muy mal. Y yo, mientras tanto, totalmente avergonzada porque no podía parar de hacerlo”, agregó la también productora y empresaria mexicana.

“Me negaba a quitarme la toalla”

La escena explícita de sexo de “Desperado” ahora es un recuerdo traumático para Salma Hayek y todavía le deja un mal gusto. “Me negaba a quitarme la toalla que llevaba puesta. Ellos intentaban hacerme reír para que me relajara. Pero cuando me la quitaba a los dos segundos empezaba a llorar de nuevo. Al final logramos terminar la escena”, indicó.

Según cuenta la nominada al Oscar, la producción hizo lo mejor que pudo en esa época para lograr que se transmita el deseo sexual entre los protagonistas. La actriz mexicana no podía dejar de pensar en lo que diría su familia, aludió al privilegio que tienen los artistas masculinos que no enfrentan el escrutinio público y la vergüenza.

“Otra de las cosas en las que más pensaba era en mi padre y en mi hermano. En lo que iban a pensar cuando vieran la película. Los hombres no tienen que pasar por esto. Si un chico enseña algo en una película su padre va a gritar orgulloso diciendo que es hijo suyo”, concluyó.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

Aunque Julio Verne sobresalió sobre todo por escribir novelas de anticipación científica, “La vuelta al mundo en 80 días” es una novela de viajes, repleta de riesgo, aventura y humor donde nuestros protagonistas van sorteando toda clase de obstáculos para cumplir su propósito.