Foto: Difusi
Todo el mundo se pregunta qué es exactamente lo que está pasando en la casa de Sandra Bullock. Allegados de Sandy insisten en que la ganadora del Oscar no busca el divorcio, todavía.

Pero en lo que se refiere a los niños, Bullock ha dicho que tiene un vínculo muy estrecho con Sunny, la hija de 6 años de edad de Jesse James y su ex porno-star, Janine Lindemulder.

Los abogados dicen que si Bullock se divorcia de James después de todo y solicita la custodia formal de Sunny o simplemente busca lograr que el tribunal le apruebe un régimen de visitas, sería en general bastante difícil.

Hablemos en primer lugar de las visitas.

"Bullock tendría que seguir un camino cuesta arriba si fuera a buscar el régimen de visitas", dice el abogado de familia David Pisarra, de la empresa Pisarra y Grist en Santa Mónica. Bullock tendrían que demostrar "que si no se le permiten las visitas, eso sería un perjuicio al bienestar de Sunny. El problema está en que los jueces toman sus decisiones en casos como éstos mediante el uso de estándares muy exigentes los cuales pueden ser difíciles de probar".

En cuanto a la custodia, Bullock, tendría que probar que los padres biológicos de Sunny no son aptos y que ella sería una mejor opción para la niña. "Bullock ha ganado la reputación de ser una muy buena persona y no tendría que ir buscando el modo de obtener la custodia", dice Pisarra.

Otro factor: Lindemulder.

Desde que se conoció la noticia sobre James y la presunta amante Michelle "Bombshell" McGee, Lindemulder habría decidido buscar más tiempo con Sunny y posiblemente más derechos de custodia.

"Una nueva arruga se ha añadido, ya que los tribunales tienden a alinearse con la madre biológica", dice Pisarra.

"Por supuesto, los jueces toman una gran cantidad de factores en consideración como el abuso de drogas, la maternidad pobre o si, dando la custodia de la madre biológica, el niño se encuentre en peligro. Si esto va a los tribunales, podemos anticipar que se ventilarán muchos trapos sucios".

Una última posibilidad, pero muy distante: la adopción.

No es probable que Lindemulder se quede de brazos cruzados pero si Bullock consigue llevarlo a cabo, sus posibilidades de custodia obviamente serían mucho mayores.

"Si eso es una posibilidad, ella debería hacer eso primero, y luego considerar el divorcio", dijo la abogada Maya Shulman de la empresa Adelman y Seide.

"Un padre adoptivo asume todos los derechos y responsabilidades de un niño adoptado al igual que el padre biológico en lo que se refiere a custodia, manutención de hijos, etc".