Foto referencial

El actor estadounidense Sean Penn aprovechó su viaje de hace una semana a Bolivia para visitar a su compatriota, el empresario Jacob Ostreicher, preso en una cárcel de este país y que se considera injustamente vinculado con el narcotráfico, informó a Efe una fuente judicial relacionada con el caso.

Penn visitó a Ostreicher en el penal de Palmasola, en la ciudad oriental de Santa Cruz, el miércoles pasado, un día después de su reunión en La Paz con el presidente Evo Morales.

La fuente consultada por Efe, que pidió no revelar su nombre, dijo que el actor estadounidense "está totalmente preocupado" por el caso de Ostreicher, cuya salud se ha deteriorado severamente en los 17 meses que lleva recluido en Bolivia.

El actor y el empresario estuvieron reunidos por al menos una hora, según el diario boliviano El Deber, que publicó algunas fotografías del encuentro de hace una semana en Palmasola.

La semana pasada se informó de que la visita de Penn estuvo centrada en la cooperación con Haití y en las peticiones del presidente Morales para promover la demanda marítima boliviana ante Chile y la extradición desde los Estados Unidos del exmandatario boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada, acusado de la muerte de 60 personas en 2003.

EFE