El líder de la banda Aerosmith, Steven Tyler disfrutó de unos placenteros días de vacaciones en Hawái, en donde realizó surf, buceó y se bronceó.

Sin embargo, no contaba con que un paparazzi seguiría su estadía en la playa y captaría una peculiar imagen.

Al hacer acercamiento en la toma a su pie, se pudo comprobar que sus dedos poseen una extraña forma y que, además, lleva las uñas pintadas de color morado.

La estrella de rock, de 63 años, disfrutó del paseo con su novia Erin Brady (38) y no dudó en mostrar su abdomen y lucir ropa de baño en todo momento.