Aldo Miyashiro
Aldo Miyashiro habló sobre los momentos duros que vivió tras contagiarse del nuevo coronavirus. | Fuente: RPP Noticias

Aldo Miyashiro ganó la batalla contra el nuevo coronavirus, pero el miedo nunca dejó de estar presente en su familia. A finales del mes pasado, el conductor de “La banda del chino” dio positivo al virus y tuvo que aislarse en casa junto a su esposa Érika Villalobos y sus dos menores hijos.

Según relata Miyashiro, la enfermedad no le atacó fuerte como en otros casos, pero estuvo recuperándose en cama y se le dificultaba realizar algunas actividades durante esas semanas. “Me agarró leve. Es decir, fueron días insoportables en cama, pero no fue de gravedad”, contó a la revista Somos.

Mucha fiebre, un dolor espeluznante en el cuerpo. Me faltaba un poco el aire cuando caminaba. Estuve mal del estómago, no quería comer. Fue bravo, como una gripe multiplicada por 30, durante días. Felizmente no llegó a mayores”, detalló sobre los síntomas que experimentó tras contagiarse de la COVID-19 en enero.

Aldo Miyashiro vivió con miedo esos días

Con 45 años recién cumplidos, Aldo Miyashiro admitió haber sentido un gran temor frente a la posibilidad de empeorar. Para alivio de sus familiares y seguidores, recobró la salud con el paso de las semanas y el pasado 1 de febrero, regresó totalmente recuperado a la conducción de “La banda del chino.

Tenía mucho miedo. Ponía el dedo en el oxímetro como siete veces al día, mirando siempre con susto de que no marque 91 para ir a buscar oxígeno”, confesó el presentador de televisión a Somos.

¿Cómo fue en el caso de los familiares más cercanos de Miyashiro? “Los dos menores fueron asintomáticos. Camila, Érika y yo nos sentíamos mal, pero quien controló todo, la fuerza ahí era Erika (Villalobos). El soporte era ella. Manejó de la mejor manera la recuperación; a los 10 días estábamos fuera”, añadió.

NUESTROS PODCASTS

"Mi novela favorita": Las grandes obras de la literatura clásica con los comentarios del Premio Nobel Mario Vargas Llosa. Una producción de RPP para todos los oyentes de habla hispana.

“El fantasma de la ópera” (1910) es la más célebre de sus novelas, una historia de amor sutil y refinada que bordea el terror, sin caer en la truculencia o irrealidad. Todo un clásico que ha visto multitud de versiones en cine, teatro y musicales.