Vanessa Terkes, imagen de "Narrando Historias". | Fuente: RPP

Vanessa Terkes asegura que, cuando se dedicaba exclusivamente a la actuación, le costaba mucho trabajo levantarse temprano para ir a grabar, algo que no le sucede hoy cuando tiene un compromiso de su nueva ONG Corazón Terko, pues ha encontrado en el ayudar a la gente una vocación que no sabía que tenía.

El nombre “Corazón Terko” lo eligió porque siente que la representa. Ella, dice segura, es una optimista sin remedio, un “corazón perseverante” que, a partir de pequeñas acciones, busca ayudar a quienes más lo necesitan.

“A lo largo de mi vida me he topado con mucha gente que no es tan idealista como yo, pero yo tengo un corazón terco, un corazón que va para adelante y que busca cambiar una vida, dos o tres y, si llegamos a ser muchos en 'Corazón Terco', quién quita que sean muchas vidas”, confesó a RPP Noticias.

Vanessa Terkes no desea hablar sobre su expareja, el actual alcalde de La Victoria, George Forsyth, ni de sus últimas declaraciones, pues ha decidido mirar hacia al frente y dejar que su abogada se encargue de los temas legales que devienen de su denuncia por violencia familiar en contra del exfutbolista.

De estos ajetreados meses rescata, no obstante, el aprendizaje ganado y el haber podido contactarse —a través de redes sociales— con otras mujeres que han sufrido lo mismo que ella.

“Después de estos meses he aprendido a creer más en mí y he encontrado mi propósito en la vida: ayudar a la gente. Me siento más fuerte que antes, con mayor capacidad para hacer todo. (…) De todas las cosas malas sale algo bueno”, comentó.

Vanessa Terkes | Fuente: Instagram

NARRADORES DE HISTORIAS

Precisamente para ayudar a las personas es que Vanessa se ha unido a la campaña "Narradores de historias" promovida por la ONG "Una vida por Dakota", que busca concientizar a los adultos mayores sobre la importancia de vacunarse de manera gratuita contra el neumococo, causante de la neumonía y otros males infecciosos y respiratorios. 

La aplicación de la vacuna se viene realizando a nivel nacional en los establecimientos de salud y en lugares con mayor presencia de estas personas, como albergues y casas de reposo. 

¿Qué opinas?