Pep Guardiola no puede replicar la fantástica campaña que logró con el Barcelona. | Fuente: AFP

Pep Guardiola es uno de los mejores técnicos en la historia del fútbol. No importa si pierda un partido, no logre un título o tenga una temporada para el olvido. Lo que hizo con el Barcelona alcanzó la perfección futbolística, algo que intentó replicar en el Bayern Múnich y el Manchester City. Aunque con este último terminó viviendo una semana para el olvido.

El primer golpe lo encajó el pasado miércoles ante el Liverpool en Anfield Road. Fue un 3-0 en el duelo de ida de la Champions League. Con la mesa servida en la Premier League, pensó gritar campeón este domingo ante el Manchester United. El equipo de José Mourinho se llevó el triunfo en condición de visita y les aplazó la fiesta. La estocada final se dio el martes con la derrota como local ante los 'Reds' y su eliminación prematura del torneo europeo.

Desde que ganó el famoso 'sexteto' con Barcelona en 2009, no volvió a repetir una campaña memorable. Y es que  a los mejores siempre se les exige más que al resto. Guardiola llegó al Bayern Múnich y la directiva no se midió en gastos, puso una billetera amplia a disposición del catalán. Sin embargo, solo se pudo contentar con títulos domésticos, la Champions League le fue esquiva.

La necesidad de fichar

Aproximadamente 200 millones de euros en fichajes solo para ganar la Bundesliga y la Copa Alemana. Tras tres temporadas tomó sus maletas y emprendió una nueva aventura, siempre en un club que le permita cumplir sus caprichos futbolísticos. Si algunos se relajan comprando libros o prendas, Pep Guardiola disfruta fichando jugadores a los que busca potenciar. Tomó un avión y llegó a Inglaterra en 2016.

Como DT del Manchester City gastó 529 millones en fichar a jugadores como Leroy Sané, Ilkay Gündogan, Bernardo Silva, entre otros. Incluso, se obsesionó por contratar a toda costa a John Stones, defensor por el que se pagó 56 millones de euros y que hoy no tiene cabida en el equipo. El dinero no te asegura un buen equipo, pero el talento del español sí.

Un título que sí cuenta 

Con algunos apuros al inicio, Pep Guardiola ha logrado imponer su estilo en esta Premier League donde está a un paso de salir campeón. En la Champions League se paseó en la fase de grupos y hasta octavos de final. En la siguiente etapa tuvo la mala fortuna de chocarse ante su bestia negra: Jurgen Klopp y su impredecible Liverpool.

No solo cayó en un partido deslucido, donde fue de más a menos y cuyo resultado global terminó 5-1 a favor de los 'Reds'. En el entretiempo fue expulsado por el árbitro Mateu Lahoz por reclamar airadamente. Hoy la UEFA le abrió un expediente disciplinario y podría sancionarlo. El catalán no la pasa bien, pero siempre tendrá una opción para recordarnos que es el mejor en el banquillo.

El técnico fue muy crítico contra el árbitro porque sintió que perjudicó a su equipo en el primer tiempo del choque ante el Liverpool. | Fuente: AFP
¿Qué opinas?