Miles de hinchas de Boca Juniors llegaron al estadio de la Bombonera con varias horas de anticipación para ir calentando la previa de la primera final de la Copa Libertadores. A pesar de la incertidumbre que hay sobre si se podrán jugar el partido, los fanáticos comenzaron a entonar cánticos en las gradas.

Buenos Aires amaneció con una fuerte lluvia y esto ha provocado que la cancha de la Bombonera tenga algunos charcos. Esto podría provocar que el duelo sea suspendido por el mal estado del campo pero esto tendrá que ser evaluado por miembros de la Conmebol.

Según informaciones de TyC Sports el partido no comenzaría a las 3:00 p.m. y esperarán algunas horas para que se calme la lluvia. En caso todo siga igual, el duelo será suspendido y reprogramado para otro días. Se presume que se jugaría este domingo.

Los hinchas de Boca Juniors están con una granincertidumbre y siguen alentando a pesar de la lluvia. Los fanáticos esperan que el partido se puede jugar de todas maneras este sábado.



¿Qué opinas?