Kevin Quevedo
Kevin Quevedo. | Fuente: Prensa Melgar

Kevin Quevedo, delantero de Melgar, se sumó a la lista de futbolistas en la Liga 1 Betsson que han sido sancionados por incumplir con los protocolos sanitarios en medio de la pandemia de coronavirus, así lo confirmó el club arequipeño.

A través de sus redes sociales, Melgar confirmó la sanción contra Kevin Quevedo que apareció en las últimas semanas en un video participando de una reunión social previo al inicio del campeonato, hecho que va en contra de las medidas para prevenir la COVID-19.

"Luego de haber realizado las investigaciones pertinentes respecto al supuesto incumplimiento de parte de nuestro jugador Kevin Quevedo, se ha comprobado que el jugador previo al inicio de la Liga 1 Betsson 2021 incurrió en una infracción disciplinaria, por lo cual será sancionado dentro del reglamento interno de la institución", señala el comunicado.

Melgar no especificó en que consistirá la sanción, aunque es previsto que el exdelantero de Goias de Brasil no será parte del encuentro de este lunes ante Ayacucho FC, en duelo pendiente por la segunda jornada de la Liga 1 Betsson.

 

Quevedo se defendió

Kevin Quevedo dio a conocer su postura luego que un programa de televisión difundió la reunión social en la cual participó previo al arranque del campeonato.

“Las imágenes que están circulando son de una reunión familiar, la cual fue antes del inicio de la Liga 1″, sostuvo en Instagram hace unos días.

“Quiero pedir las disculpas del caso por la reacción que tuve hoy, pero fue la consecuencia de as constantes persecuciones y hostigamientos hacia mí y a mi familia”, agregó.

El exjugador de Alianza Lima concluyó que "estoy muy comprometido y me esfuerzo día a día para lograr todos los objetivos que tenemos como grupo y como futbolista”.


NUESTRO PODCAST

¿Por qué la OMS no recomienda que los privados compren vacunas?

La Organización Mundial de la Salud ha detectado posibles falsificaciones de vacunas contra el coronavirus en varios países del mundo. Por ello, de momento, la OMS recomienda que solo los gobiernos las compren y distribuyan.