La Selección Peruana empató de visita 0-0 ante Nueva Zelanda. | Fuente: www.photosport.nz

Empezaron evidenciando sus carencias, pero luego sacaron a relucir sus fortalezas. Nueva Zelanda rescató un empate ante la Selección Peruana que los deja más tranquilos para el choque de vuelta en Lima. ¿La razón? El estilo de juego mostrado por los 'kiwis' se basa en replegarse defensivamente y apelar al contragolpe. Características necesarias para afrontar un duelo de visita.

Lo visto en los 90 minutos jugados en Wellington deja algunas conclusiones. Nueva Zelanda no es un equipo que elabora ni se asocia para llegar al gol. Su juego nunca paso por el medio campo y cuando quisieron pasar al ataque siempre se fueron por las bandas. Fue ahí que apareció la figura de Ryan Thomas.

Este jugador de 22 años fue el más desequilibrante de los 'kiwis'. Se recostó por la banda izquierda y le generó más de un dolor de cabeza a Aldo Corzo y Christian Ramos. En la previa las miradas estaban puestas en Chris Wood, Marco Rojas y Clayton Lewis, pero el futbolista que milita en la Eredivisie brilló sobre el resto.

Jugaron su partido. Defensivamente, los neozelandeses demostraron que no son ordenandos tácticamente, pero se amontonan bien en su área. Taparon los espacios al equipo de Ricardo Gareca, sin darle la opción para entrar por la bandas. En el juego área estuvieron precisos teniendo como referente al capitán Winston Reid.

Esa misma estrategia es la que probablemente plasmen en el campo del Estadio Nacional. Además, es probable que el DT Anthony Hudson ponga desde el arranque a Chris Wood, quien ya demostró en la ida que sabe generar peligro en el área rival. Solo estuvo 15 minutos en cancha y ganó un par de balones aéreos, su especialidad.

Ryan Thomas fue el jugador más desequilibrante de Nueva Zelanda. Tiene 22 años y juega en el PEC Zwolle. | Fuente: AFP
La vuelta se jugará este miércoles 15 de noviembre a las 9:15 p.m. en el Estadio Nacional de Lima. | Fuente: AFP
¿Qué opinas?