Era el más pequeño de todos los pequeños del Newell’s Old Boys que ganaron la Copa de la Amistad en Perú en 1997, goleando al Cantolao. Pese a una intoxicación por comer pollo a la brasa en la víspera, anotó 9 de los 10 goles con los que el ‘Ñuls’, como le llaman, venció al Cantolao. Fue el primer campeonato internacional que ganó Lionel Andrés Messi Cuccittini.

Se hizo grande.Siempre el más brillante y el más chiquito porque tenía un problema hormonal. Barcelona de España ofreció pagar el tratamiento y se lo llevó. Hoy, Lionel Messi mide 1.69 m. Parece de menos estatura porque suele encovarse y mirar hacia abajo, pero cuando enfila diagonalmente dribleando crece como un gigante.

Los logros. Ha conquistado cinco Balones de Oro, es el único en recibir tres Botas de Oro, ha ganado cuatro Champions League, le gusta dormir, tocar guitarra y fútbol en Play Station, donde quizás juega peor en la realidad.

El mejor. Todo papá piensa que su hijo será el mejor jugador del mundo y, cómo soñar es gratis, el mejor de la historia. Así pensaba también Jorge Horacio Messi, su padre, un trabajador de fábrica que en sus ratos libres entrenaba a un equipo de niños de cinco años entre los que se encontraba ‘Lio’. La única diferencia con respecto a los otros padres del mundo es que Jorge tenía razón.