El excapitán del Barcelona Andrés Iniesta (34 años) es partidario de ayudar al francés Ousmane Dembélé a solucionar sus reiteradas conductas de indisciplina, aunque recordó que en un vestuario hay unas normas que "se deben cumplir".

En un acto comercial que tuvo lugar en Barcelona, Iniesta repasó la actualidad de su exequipo que en las últimas semanas pasa por los retrasos a los entrenamientos del delantero galo.

"Todos los errores se pueden arreglar, hay que escuchar lo que él ha dicho, saber lo que pasa y poner solución. No creo que sea irremediable poner solución a tres retrasos", opinó Iniesta.

En este sentido, apuntó que Dembélé puede aportar mucho al Barcelona y, por ello, se mostró partidario de intentar trabajar con el jugador para que no se vuelvan a producir actos de indisciplina.

"Ousmane (Dembélé) es un jugador súper válido para el club, pero cuando uno comete un error hay que solucionarlo, no hay que 'matarlo'. Solo hay que 'matarlo' cuando no haya remedio. Es mejor solucionarlo que 'matar' al jugador", añadió.

No obstante, Iniesta señaló que en un vestuario "siempre tiene que haber un rigor, unas normas, unas formas de conducta y, para quien no las cumpla, el club y el vestuario deberán poner una solución".

El jugador del Vissel Kobe japonés también se refirió a la situación deportiva del conjunto azulgrana, cuyo capitán, Lionel Messi, se ha puesto como gran objetivo del año la Liga de Campeones.

Iniesta considera que para alzar la sexta 'orejona' de la historia del club, el primer equipo deberá ser también regular en La Liga Santander.

(Con información de EFE)