Cerro Porteño
Este escandaloso gol que validaron desató una crisis en el fútbol paraguayo. | Fuente: Tigo Sports

El árbitro Cristian Aquino y el asistente Diego Silva presentaron disculpas este jueves a la afición paraguaya por validar la víspera un gol que dio el empate 1-1 a San Lorenzo frente al Cerro Porteño, acción por la que fueron suspendidos por la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF).

La decisión arbitral originó encendidas protestas por parte de los jugadores de Cerro Porteño y fue calificada hoy por el presidente de este club, Raúl Zapag, como "objeto de burla en todo el mundo".

En una conferencia de prensa en la sede de la APF, Aquino asumió "plenamente" su error, pero dijo que fue "involuntario". Tras declararse "apenado" y "avergonzado" Silva se disculpó, especialmente ante la afición del Ciclón, segundo de la clasificación de la Liga.

La decisión arbitral dejó con "la boca abierta" al director de Árbitros de la APF, Horacio Elizondo, según reconoció en esa rueda de prensa, quien informó además que decidió "desprogramar" al árbitro y al asistente de todos los partidos hasta que se resuelva su caso, que podría acabar en el Tribunal de Disciplina del organismo, según indicó.

Horacio Elizondo reiteró que Aquino y Silva deberán "asumir la responsabilidad", por lo que una comisión arbitral en la que él participa decidirá "en las próximas horas" si eleva el caso al Tribunal disciplinario. EFE