Perú jugará el repechaje por primera vez en su historia.
Perú jugará el repechaje por primera vez en su historia.

Perú y Nueva Zelanda se enfrentarán el 10 de noviembre en el primer partido por el repechaje. El director ejecutivo de la selección 'Kiwi' pidió un recibimiento hostil para la Bicolor, y esto indignó a un compatriota.

El hincha Alonso Gurmendi trabaja como profesor de derechos humanos y escribió una carta abierta para la Bicolor y la importancia de este partido para ambos países. El medio neozelandes Stuff publicó el sentir de este fanático peruano.

"Cuando supe por primera vez que íbamos a jugar en Nueva Zelanda, tengo que admitir que no había mucho que supiera acerca de su hermoso país. El 'Señor de los anillos', referencias de banderas y Hakas; y uno de los más altos niveles de vida en el mundo".

"Por lo tanto, tomé este partido como una oportunidad para educarme. Descubrí el hermoso país que llaman hogar y, lo más importante, descubrí todas las cosas que, en contra de todas las diferencias geográficas, tenemos algo en común: pueblos indígenas antiguos y rica herencia cultural, un próspero negocio de cría de alpacas y una leyenda sobre un inca navegando a Oceanía hace 600 años. El fútbol nos había acercado más".

"Pronto aprendí, sin embargo, de algunos comentarios desafortunados. Los jugadores de Nueva Zelanda celebraban no tener que jugar contra equipos con estrellas internacionales 'reales' como Messi o Alexis Sánchez, sino contra un rival 'más fácil' como Perú".

"Hay una regla no escrita en el fútbol sudamericano donde no importa qué tan fuerte sea tu equipo y cuán débil sea tu rival, nunca presumes, y nunca les faltas de respeto. Estos comentarios me sorprendieron y fueron muy mal recibidos por Perú en su conjunto, pintando una imagen que nunca imaginé de Nueva Zelanda".

"La peor parte, sin embargo, fue que la Federación de Fútbol de Nueva Zelanda parecía estar de acuerdo con sus jugadores. El nombre de Andy Martin se ha vuelto relativamente bien conocido en Perú y por las razones equivocadas. Según él, los neozelandeses tenían que hacer la vida un 'infierno' para nuestros jugadores. 'Este juego es casi como una guerra', dijo. Y todo porque pensó que nos conocía bastante bien: que seríamos hostiles con él y su equipo. Porque todos saben cómo son los sudamericanos".

"La versión del fútbol de Martin nos estaba destrozando. Y en un mundo donde la xenofobia y los prejuicios están en aumento, me pareció muy desalentador. Debo admitir que sus comentarios dolieron y nos molestaron a todos. No somos personas hostiles".

"Sin embargo, las cosas no siempre son tan fáciles en América del Sur. Hay momentos en que las pasiones crean violencia. En 1997, luchamos contra Chile por un lugar en la Copa del Mundo, en Santiago. Se arrojaron piedras a nuestro autobús, los fanáticos trajeron muñecos atados a una soga con la camiseta peruana, nuestro hotel era ruidoso y abuchearon nuestro himno... la estrategia de intimidación funcionó: perdimos 4- 0 y perdimos nuestra oportunidad"

"Sin embargo, también aprendimos una lección: no queremos hacer eso. No queremos hacer a los demás lo que nos hicieron. Y si alguna vez lo hacemos, será nuestra falla, y estaremos listos para hacer las paces"

"Odiaría vernos separados por los pensamientos y prejuicios del Sr. Martin. No somos los violentos 'hooligans' que sus preconceptos podrían sugerir, al igual que usted no son "esa isla al lado de Australia".

"Hay más en Sudamérica y Oceanía que las llamas y los kiwis, y este es un momento para que ambos los descubramos. ¡Vamos a unirnos en la celebración de lo que nos une!".