Pep Guardiola y José Mourinho volvieron a encontrarse nuevamente en un campo de juego. Esta vez fue en el empate a cero goles entre Manchester City y Manchester United en un partido aplazado por la fecha 28 de la Premier League.

En una de las imágenes más esperadas del clásico, Guardiola y Mourinho estuvieron frente a frente por enésima vez. Los exentrenadores de Barcelona y Real Madrid, respectivamente, se saludaron cordialmente dejando atrás su enemistad por los clásicos del fútbol español.

El City, que llevó la iniciativa, se quedó en el minuto 78 sin su portero chileno Claudio Bravo, lesionado en el gemelo de su pierna izquierda. Le sustituyó el argentino Willy Caballero.

El United finalizó el partido con un jugador menos, tras la expulsión en el 83 del belga Marouane Fellaini, que vio dos amarillas en escasos segundos. Primero por una entrada a Sergio Agüero y a continuación por un supuesto cabezazo al argentino.


¿Qué opinas?