Neymar (26 años), que es criticado por sus exageraciones en la cancha, volvió a entrenar con su hijo en la antesala del duelo ante Bélgica por los cuartos de final del Mundial Rusia 2018.

El ‘10’ de la Selección de Brasil se mostró cariñoso con Davi Lucca, que luego de pasar momentos con su padre, mostró su talento con el balón en el último entrenamiento del ‘Scratch’ en Sochi.

El combinado brasileño se instalará desde el mediodía del jueves, en Kazán, capital de la República de Tartaristán, y en la tarde hará un breve trabajo para ambientarse a la ciudad, situada a orillas de los ríos Volga y Kazanka.

Brasil y Bélgica se enfrentarán el 6 de julio a la 1:00 p.m. (hora peruana), en el Kazán Arena. El ganador se esta llave enfrentará en las semifinales a Francia o Uruguay.



¿Qué opinas?