El presidente del Parma italiano, Giampietro Manenti, fue arrestado porque se encuentra en una investigación por blanqueo de dinero, con lo que en la mañana del lunes la junta directiva del club declaró en quiebra al Parma.

El Parma se encuentra en la actualidad con una deuda 218 millones de euros, con un patrimonio neto negativo de 46 mil euros. Con ello el Tribunal de Parma ha emitido una sentencia y al parecer el “estado de insolvencia” es irreversible. 

Con esto el Parma empezará un periodo de búsqueda de un responsable  para que pueda hacerse cargo de la deuda. De lograrse pagar la deuda podrá permanecer en la serie A o en la B y con una nueva junta directiva. De no pagar el club podría ser expulsado de las competencias profesionales en Italia. 

La Federación Italiana de Fútbol se pronunció con la intención de encontrar alguna medida de salvar la institución parmesana. Con lo que el presidente de la Federación, Carlo Tavecchio, indicó que se está iniciando una nueva fase que permite proseguir con las actividades con su normalidad. 

Por ahora el Parma recibirá al Torino en la próxima fecha de la Seria A, que se disputará este domingo. La institución se encuentra con 9 puntos en la última posición de la liga y peligra con el descenso. 

Sepa más: