Arjen Robben y su nuevo piscinazo | Fuente: Captura YouTube

Arjen Robben esta tan conocido por su habilidad y sus logros en el fútbol como por su tendencia a fingir faltas, sobre todo cuando está en el área. En el partido entre el Bayern Munich y el Eintracht Frankfurt, esta tendencia llegó a su punto alto.

El holandés volvió de una persistente lesión para enfrentar al equipo de Carlos Zambrano. Con nuestro compatriota en la defensa, los locales se 'cerraron' bien y los 'bávaros' se desesperaron al punto de comenzar a inventar penales.

Fue allí que Arjen Robben tropezó con una hormiga y cayó estrepitosamente sin razón aparente, ante la indignación de sus rivales y las risas de los televidentes. A diferencia de otras ocasiones, esta vez el árbitro no compró la supuesta falta.

Al final el partido terminó 0-0 y fue el primero en esta Bundesliga 2015-16 que el Bayern Munich no pudo ganar. Con 31 años a cuestas, parece que este jugador holandés no cambiará nunca su costumbre de 'tirarse a la piscina'.