Barcelona cierra su visita al Medio Oriente con estadio abarrotado

El plantel azulgrana con Lionel Messi a la cabeza se despidió de esta zona del planeta tras realizar una minigira que tuvo como objetivo: acercar a israelíes y palestinos.

El FC Barcelona concluyó en un abarrotado estadio de Tel Aviv su Tour de la Paz, que le ha llevado a Cisjordania e Israel, donde mantuvo encuentros con líderes palestinos e israelíes y se entrenó con niños de ambas partes.

El Bloomfield de Tel Aviv, con capacidad para 14.400 personas, se llenó de aficionados, en su mayoría de corta edad, ataviados con la equipación del Barza y cartulinas azulgranas para dar la bienvenida a las estrellas del equipo español.

"Vosotros sois mensajeros de la paz, traéis la luz a los niños y esperanza a nuestro pueblo. Un mensaje de paz al Medio Oriente. Gracias", dijo el presidente del Estado israelí, Simón Peres, antes de hacer un simbólico saque de honor en el que le pasó el balón a Messi, al que abrazó entre los aplausos de la afición.

Seis grupos de niños y niñas israelíes y palestinos de diferentes edades tuvieron ocasión de participar en el cursillo con los jugadores barcelonistas, con los que hicieron los habituales pases, tiros a puerta y regates en zig-zag.

A continuación, el equipo se entrenó por separado antes de despedirse del público entregando camisetas y balones firmados.

Tel Aviv fue la última parada de la minigira que realiza el Barcelona por Oriente Medio, donde, según ha transmitido su presidente, Sandro Rosell, a dirigentes israelíes y palestinos, el club trata de aportar su granito de arena a la solución del conflicto, en especial coincidencia con el reinicio del diálogo de paz en Washington.

EFE