Mientras dirigentes del Manchester City inglés y del Milán italiano programan para estos días una reunión para negociar su traspaso, el delantero Carlos Tevez no habla con la prensa y se divierte en Argentina jugando al golf, otra de sus pasiones.

El futbolista, en conflicto con el club inglés desde que en septiembre supuestamente se negó a ingresar en un partido de la Liga de Campeones, viajó en los últimos días a la provincia de Córdoba para jugar un ProAm organizado por la Fundación del golfista argentino Ángel Cabrera.

"Es un honor que Charly (Tevez) esté aquí y pueda jugar mi torneo", señaló el golfista antes del comienzo del ProAm que el "Pato" Cabrera ganó junto al futbolista.