El expresidente de Cuba Fidel Castro recibió este pasado fin de semana en La Habana la visita del exfutbolista argentino Diego Armando Maradona, con quien mantuvo un animado y fructífero encuentro, según desvelaron medios oficiales en la isla.

Castro y Maradona mantuvieron en la tarde del sábado un fraterno encuentro y la conversación entre ambos constituyó un fructífero intercambio entre dos viejos amigos, reportó este lunes la prensa cubana que ilustra la noticia con una foto de la reunión.

Maradona llegó a La Habana la noche del pasado viernes procedente de Caracas, donde rindió homenaje al fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y se reunió con el entonces mandatario encargado del Gobierno de ese país Nicolás Maduro, quien obtuvo la victoria en las elecciones presidenciales del pasado domingo.

Desde su primera visita a Cuba en 1987 el astro del fútbol estableció una relación con el líder cubano, y en los últimos tiempos había manifestado su deseo de volver a visitarlo.

En otras de sus visitas también se reunió con el líder cubano, al que además ha regalado camisetas suyas como la que utilizó en su debut con el rosarino Newell"s Old Boys o la albiceleste con el número diez autografiado.

En 2005 entrevistó a Fidel Castro para una de las emisiones de su programa estelar "La Noche del 10" en la televisión argentina.

Además de amigo personal de Castro, Maradona es un gran admirador de la revolución cubana y lleva tatuados los rostros del líder cubano, en una pierna, y de Ernesto "Che" Guevara, en un brazo.

EFE