Diego Simeone es confundido con Ricky Martin en aeropuerto de México

El entrenador del Atlético de Madrid llegó a México para dirigir a su equipo en un amistoso el miércoles ante el América.
AFP

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, llegó hoy a México en medio de una parafernalia reservada a los actores de cine y se adaptó tan rápido al papel de visitante ilustre que algunos viajeros lo confundieron en el aeropuerto con el cantante Ricky Martin.

Simeone, de 44 años, dirigirá al Atlético el próximo miércoles en un amistoso a las Águilas del América, pero su recibimiento por parte de los medios fue como si su equipo fuera a disputar la final del Mundial de Clubes contra el rival mexicano.

Con una barba bien cuidada, pelo corto y una bermuda azul en juego con una playera con los colores de su equipo, Simeone se paseó por el pasillo de la Terminal como un Jesús resucitado y sordo, aclamado por varias decenas, e incapaz de reaccionar a las preguntas de los periodistas y los pedidos de fotos de los hinchas.

"Vamos a hablar cuando hagamos la conferencia", fueron las únicas palabras que pronunció durante su traslado al autobús, protegido por dos personas del club, una de pelo negro que gritó y repartió codazos como si estuviera a cargo de la seguridad de un político y otra con palabras de amenazas a los reporteros más insistentes.

A la misma hora, decenas de seguidores de Ricky Martin esperaban la llegada del artista puertorriqueño y al ver al "Cholo" Simeone tan en su papel de gente importante entre cámaras y micrófonos corrieron confundidos hacia el argentino. "No es él, debe ser un futbolista uruguayo", le dijo una joven con una perla en la nariz a un amigo adorador de Ricky.

EFE