La selección española de fútbol debutó este martes en la fase de clasificación para el Mundial de Brasil 2014 con una trabajada victoria por 0-1 en Tiflis ante Georgia, gracias a un gol de Soldado en el minuto 86.

A la actual campeona del mundo le costó encontrar un hueco en la muralla ultradefensiva planteada por los georgianos, pero pudo perforarla a cuatro minutos del final con un gol del delantero del Valencia.

Este era el primer partido para España en las clasificatorias mundialistas, que en la zona europea comenzaron el viernes, pero ese día el equipo de Vicente Del Bosque jugó un encuentro amistoso, arrollando a Arabia Saudí por 5-0.

Los españoles suman así sus tres primeros puntos en el grupo I, con un partido disputado, mientras que los georgianos suman el mismo número de unidades aunque en dos compromisos, ya que hace cuatro días superaron 1-0 a Bielorrusia, también como locales.

La victoria en Tiflis es importante porque Georgia es teóricamente el rival más flojo de una llave incómoda, en la que España también tendrá que verse con Finlandia, Bielorrusia y, sobre todo, con la nueva Francia de Didier Deschamps.