Corinthians de Paolo Guerrero empató 1-1 con Santos en el estadio Vila Belmiro y así, gracias al 2-1 de la ida, pudo festejar el título del Torneo Paulista.

Paolo Guerrero jugó hasta el minuto 38 del segundo tiempo y fue pieza clave en el campeonato que logra el cuadro de Tite que se consuela con el "Paulistao" tras caer eliminado de la Copa Libertadores.

En un partido "caliente" y jugado con pierna fuerte, Corinthians pudo soportar la presión del "Peixe" y así mantener la ventaja que alcanzó en la ida, esto a pesar que el cuadro Neymar se adelantó en el marcador.

Cícero puso el primero e hizo explotar de alegría a las tribunas del estadio Vila Belmiro a los 26 minutos, sin embargo el equipo de Tite reaccionó e igualó a los 28 con un gol de Danilo.

En el complemento, la presión del Santos puso en aprietos al Corinthians que por poco pierde el trofeo, incluso la hinchada del "Coringao" jugó un partido aparte lanzando una bengala que paralizó las acciones por varios minutos.

Paolo Guerrero tuvo una lucha intensa con la zaga del Santos y desgastó al cuadro rival con su movilidad y técnica, al final el peruano dejó el campo a los 82 minutos para permitir el ingreso de Douglas.

Con este título, Corinthians alcanza su título 27 de "Paulistao", cortando una hegemonía del Santos quer llegaba a esta final como tricampeón.