El DT de León de Huánuco, José Soto, por poco y se va a las manos con un policía en el Estadio Municipal de Casa Grande (Trujillo) este domingo.

Todo empezó cuando el árbitro Renzo Castañeda y su primer asistente Raúl López se reunieron a un costado de la cancha para definir su cobraban un penal en contra de León. En ese momento, el técnico entró para poner presión, sin embargo, fue invitado a salir de la cancha por un efectivo, con quien casi termina peleándose.

Al final, sus mismos jugadores tuvieron que agarrarlo, pues muy ofuscado buscada al agente.

SE FUE FELIZ

Pese a este altercado, José Soto se fue feliz del Estadio Municipal de Casa Grande, ya que robó un punto mérito al empate a cero que sus dirigidos consiguieron ante César Vallejo.