Facebook/Juan Manuel Santos

Con una pomposa ceremonia en la Plaza de Armas de la Casa de Gobierno, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, despidió a la selección de fútbol que disputará el Mundial de Brasil, a la que entregó el pabellón nacional.

El Batallón Guardia Presidencial hizo los honores en el acto con el equipo dirigido por el argentino José Pekerman, en el que el gran ausente fue el delantero Radamel Falcao García, la estrella de Colombia y del club Mónaco, de la Primera División francesa, que se recupera en Europa de una lesión.

La selección colombiana también fue despedida por el público en una fiesta en el estadio El Campín de Bogotá, tras lo cual viajarán en la noche a Argentina, donde hará su preparación para el certamen mundialista.

El mandatario confió en que los jugadores que irán al Mundial representarán a Colombia "con determinación, con coraje, con espíritu deportivo y con ganas de triunfo allá, en Brasil".

Durante la fase de preparación en Argentina, Colombia disputará dos partidos amistosos, contra Senegal y Jordania, antes de su participación en el Mundial, en el que debutará el 14 de junio ante Grecia, en Belo Horizonte.

EFE