La reportera tenía todo listo para informar luego de que el entrenamiento del Manchester City culminara, pero esta vez tuvo varios problemas para hacerlo. Fueron tres con nombre y apellido: Gael Clichy, Bacary Sagna y Pablo Zabaleta. 

[REVIVE EL ÚLTIMO TRIUNFO DEL MAN. CITY]

Cada vez que iniciaba su discurso informando sobre el entrenamiento del City estos jugadores se atravesaban, tosían fuerte o hacían algún ruido que desconcentraba a la reportera y al camarógrafo. 

Finalmente tuvieron que suspender el despacho entre las risas de los jugadores y del propio equipo periodístico. Aquí te dejamos las imágenes de este jocoso hecho.