EFE

Un tribunal australiano presentó cargos contra los seis detenidos por su supuesto vínculo con una mafia que amañaba partidos de fútbol en el estado de Victoria para alterar las apuestas en el mercado asiático, informó la prensa local.

Esta red internacional amasó unos 2 millones de dólares australianos (1,8 millones de dólares o 1,3 millones de euros) por amañar los partidos del equipo Southern Stars, que juega en la liga Premier de Victoria.

El fiscal Scott Poynder acusó anoche a Gerry Gsubramaniam, de nacionalidad malasia, de ser el contacto principal entre la red y el Southern Stars, según la cadena local ABC.

Según Poynder, Gsubramanian sugería al equipo cómo jugar y qué resultado debían obtener.

Los jugadores Joe Wooley y Reiss Noel también comparecieron ante el tribunal donde fueron imputados con cuatro cargos por su supuesta actuación irregular para alterar los resultados de las apuestas aunque fueron puestos en libertad condicional.

La investigación cree que Wooley, de nacionalidad británica y uno de los porteros del Southern Stars, es otra figura clave de la organización.

Otras tres personas, entre ellos dos ciudadanos británicos, también fueron acusados ayer, sábado, en el caso: los jugadores David Obaze y Nicholas McKoy, y el entrenador, Zaya Younan.

La Policía de Victoria comenzó a investigar este supuesto fraude el mes pasado después de que la agencia con sede en suiza que vigila las apuestas alertara a la Federación de Fútbol de Australia.

Las investigaciones se centran en cuatro partidos jugados por el Southern Stars y se prevé que otras personas sean acusadas en los próximos días.

Las redes criminales del dopaje, incluidos deportistas, farmacéuticos y médicos, así como la sospecha de la manipulación de las apuestas millonarias que se realizan en Asia sobre el deporte australiano fueron denunciados a principios de este año en un informe titulado "Crimen organizado y drogas en el deporte".

EFE