Tras empatar frente al Cagliari 1-1, la "Juve" alzó su bicampeonato a estadio lleno.

Todos sus hinchas no se movieron de sus asientos y permanecieron acompañando al campeón en todo momento.

La alegría de los jugadores se trasladó a sus seguidores.