EFE

Ha pasado más de un año que Sergio Markarián dejó de ser técnico de la selección peruana. Sin embargo, aún recuerda los compromisos de las eliminatorias rumbo a Brasil 2014.

En ese sentido, el técnico uruguayo dijo que gracias a la "teoría del árbol" anuló a Lionel Messi en el cotejo (1-1) jugado ante la selección argentina, el 11 de setiembre del 2012 en el Estadio Nacional.

"Cuando empezó la eliminatoria, sabíamos que jugábamos ante Messi. En casa, recurrí a un recurso que lo aprendí en mis tiempos de gerente profesional: el árbol de la decisión. Este tenía un tronco, que era el objetivo (Messi), y tres ramas. Una rama principal era marcarlo individual, la otra en zona y la otra hacer algo mixto", sostuvo a Fox Sports de Uruguay.

"El tema es: a cada alternativa hay que valorarla. La valoramos por la posibilidad de éxito que tiene y los riesgos que corre. Empezamos a ver que la marca individual tenía mucho riesgo. Y no tenía el hombre adecuado para hacerle individual. Terminamos haciendo zona, ¿con quiénes? Con tres tipos que eran número 10 (Lobatón, Cruzado y Ramírez). Con tres tipos que entienden el juego. Terminamos decidiendo eso", subrayó.

En otro momento añadió: "Además hicimos un video que a mí me llevó 20 horas de trabajo, pero a los jugadores les mostré 10 minutos. Les dijimos dónde jugaba (Messi), qué hacía si lo apretaban (cuándo lo aprietan devuelve para atrás enseguida), qué hacía si lo dejaban recibir (agarraba de derecha hacia adentro) y qué hacía cuando la perdía (estaba acostumbrado por el Barcelona a presionar rápido la pelota perdida)".

"Les dijimos (a los jugadores), el primero que le pegue una patada es candidato a un cambio, no quiero que le peguen, no quiero que lo saluden, no quiero que le pidan la camiseta, no quiero que se saquen fotos. Y Perú jugó muy bien ese día", concluyó Markarián.