El delantero brasileño del Santos, Neymar, afirmó este jueves que el Barcelona, su rival en la final del Mundial de Clubes es el mejor del mundo y rechazó que el partido sea un duelo entre él y el argentino Lionel Messi.

Neymar aseguró en la rueda de prensa previa a la final que el partido de mañana es "el más importante que voy a jugar y abre una nueva página en la historia del fútbol".

"No hay un duelo Messi-Neymar, es Santos y Barcelona, y mañana será un partido para la historia", dijo la estrella del Santos, que confirmó que su equipo jugará su fútbol sin importar el rival.

Además comentó que sus sueños como futbolista se han convertido en realidad gracias a poder jugar con el Santos la final contra el Barcelona, "el equipo más grande del mundo", aunque ahora "lo importante, es que gane el título y el Santos quede campeón", dijo.

Durante la final Neymar intentará "coger la pelota e ir para adelante" como habitúa, y hacer "sufrir un poquito" al defensor azulgrana Puyol, con el que espera cambiar la camiseta tras el partido y al que considera "un gran capitán".

En cuanto a un posible traspaso al Real Madrid o el Barcelona, clubes que le pretenden, Neymar dijo que "es un orgullo" pero que "el futuro pertenece a Dios". "Soy jugador del Santos y quiero ayudar al equipo a ganar el Mundial de Clubes", señaló.

EFE