Twitter

A través de su cuenta de Twitter, el delantero francés Olivier Giroud reconoció que ha sido infiel a su mujer en el hotel de concentración del Arsenal y pidió públicamente perdón tanto a su familia como al club londinense, que este domingo superó a Liverpool en la Copa FA.

Según publicó el diario británico The Sun, Giroud, casado y padre de una niña, habría pasado un par de horas en su habitación del hotel con una chica en la concentración previa al encuentro el Arsenal y el Crystal Palace. Se supo que la mujer era la modelo estadounidense Celia Kay.

Según la joven, fue el delantero el que la invitó a acudir al hotel de concentración del Arsenal, aunque, según su versión, no llegaron a practicar sexo durante el encuentro que duró unas dos horas. Tan solo «estuvimos cariñosos», aseguró.

Aún se espera un comunicado oficial del club londinense.