La calidad de Neymar se puso en manifiesto este martes en el encuentro entre Barcelona ante PSG. Y es que el crack brasileño abrió el marcador a los 18 minutos por el duelo de ida de los cuartos de final de la Champions League.

'Ney' recibió un preciso pase de Lionel Messi y se internó en el área francesa. Luego, ya fue una historia repetida: el 11 de 'Barza' definió sin problemas al colocar el balón en un ángulo imposible para el arquero Sirigu.

Así el equipo azulgrana dio el primer golpe en el compromiso que se juega en el estadio Parque de los Príncipes.