Los diversos murales de Río de Janeiro llaman la atención a los visitantes para la próxima Copa del Mundo. Entre sus calles, se respira fútbol a tres días del debut mundialista de la selección brasileña ante Croacia.

Río de Janeiro es la sede principal del torneo donde llegarán miles de periodistas para cubrir las incidencias del campeonato.

El Estadio Maracaná será sede de la final el próximo 13 de julio.